Cómo atraer lo que quieres: aprende a decretar

Llegó la primavera y con ella el momento indicado para hacer florecer todos esos planes, metas, sueños, que nos propusimos materializar.

Como lo hemos visto en las clases, son nuestros pensamientos los que crean las experiencias; somos creadores de nuestra realidad y en la medida en que nos responsabilicemos de ello, nuestra vida y la manera en la que la percibimos, se transformará.

Lamentablemente nos han enseñado a creer que nuestra vida es un cúmulo de casualidades, en donde nosotros poco podemos hacer. La realidad es que somos energía y como imanes atraemos, lo que pensamos.

Siempre que hablamos de éste tema, me gusta imaginar que en el universo existe un ejército de hormigas dispuestas a crear lo que mis pensamientos les dictan y cuando me cacho pensando negativo o dudando, siento como si de pronto se quedaran inmóviles esperando a que las desencante.

Hace un par de años, cenando con una de mis mejores amigas y su esposo, hablábamos de la ley de la atracción. Justo Fito y yo estábamos planeando viajar al Sudeste Asiático y por otro lado teníamos el sueño de formar Alqimia. Mi amiga, que siempre tiene las palabras correctas en el momento indicado, nos dijo algo que hasta la fecha se quedó tatuado en nuestro corazón. ” Piensa en lo que quieres tener y no en el dinero que necesitas para tenerlo”. Fue como si de pronto esas hormiguitas que estaban paralizadas viendo de un lado a otro sin saber a cuál de los dos sueños darles prioridad, se organizaran para regalarnos ambos al mismo tiempo.

Por eso es tan importante aprender a decretar. Y para ello, la clave es saber lo que se quiere y luego saber cómo hacer el pedido.

Existen 8 principios básicos para aprender a decretar:

1.TENER CLARIDAD. Básico, sin no sabemos qué pedirle al universo, cómo esperamos que nos responda. Para ello necesitamos ser lo más específicos que podamos. Se dice fácil, pero llevarlo a la práctica no siempre lo es, sobre todo cuando las cosas que hemos estado atrayendo a nuestra vida no son las mejores.

Sin duda meditar es la mejor herramienta para lograr tener claridad y paz mental. Otra opción para los que aún no consiguen frenar la mente y necesitan algo más tangible es escribir.

Pero qué?

Existen infinidad de ejercicios que nos pueden ayudar a tener mayor claridad sobre lo que queremos de nuestra vida y cómo alcanzarlo. Uno de ellos, es esta guía que tiene como objetivo ayudarles a poner en orden sus pensamientos. Les recomiendo que una vez que lo hagan 1) lo pongan en un lugar visible, 2) mediten sobre el resultado y el cómo los hizo sentir, se sorprenderán de la claridad que van a tener.

12874553_10154080242751350_1334151012_o

2. LOS DECRETOS TIENEN QUE SER POSITIVOS, PERSONALES, POSIBLES Y EN TIEMPO PRESENTE. Es importante hacer nuestras afirmaciones como si estuvieran pasando ahora (Soy, tengo, recibo,etc). Recuerda  establecer lo que SI quieres y confía en que el universo conspirará para que lo obtengas. Es importante que sean personales, no puedes decretar por alguien más y posibles, no le puedes pedir al universo que te permita hacer un dueto con Elvis por ejemplo.

3. INCLUYE PALABRAS POSITIVAS Y/O ENERGETIZANTES. Cuantas más emociones positivas puedas impregnarle a tu decreto más rápido será el resultado. No sólo basta con cambiar los pensamientos, también es necesario cambiar las emociones que acompañan a dichos pensamientos. Ej. Estoy tan emocionada de… estoy tan feliz de… etc.

4. CONFÍA EN LOS PLAZOS DE ENTREGA, TEN FE CIEGA. Permite que el universo reúna las cosas en el momento correcto para ti. Abandona la necesidad de tenerlo, suelta. Dicen por ahí “la paciencia infinita produce resultados inmediatos”.

5. DEJA QUE EL UNIVERSO DECIDA CÓMO RECIBIRÁS TU PEDIDO. Una vez que has creado la afirmación que expresa el resultado que buscas, enfócate en el resultado, no en el proceso para llegar ahí. Puedes añadir la frase “esto o algo mejor”. Si recuerdan la anécdota de mi amiga que les conté al principio, justo eso nos recomendaba, “dejen de pensar en el dinero para lograrlo, piensen en qué quieren lograr y el universo se encarga de ver cómo te lo da”.

6. CREE QUE TE MERECES TENER UNA VIDA MARAVILLOSA. Muchas veces nuestras creencias son las que nos limitan, confiar en que somos merecedores de que todo lo bueno nos ocurra es esencial a la hora de decretar.

7. VISUALIZA Y MEDITA. La meditación y la visualización son dos de las técnicas más poderosas para ayudarte a enfocar la energía y acelerar tus pedidos.

Cuando meditamos logramos abstraer nuestra mente y concentrarnos en la respiración o en algún mantra, lo cual nos lleva a un estado más tranquilo y relajado. Entramos en balance, desde este lugar apacible donde nuestro corazón y mente se conectan, es mejor hacer nuestros decretos, ya que se vuelven más poderosos.

Por otro lado, dedicarle unos minutos a imaginar  (visualizar) el resultado de lo que deseamos materializado es esencial. Tómate el tiempo de definir qué es lo que realmente deseas crear, después crea la imagen mental o sentimiento, se lo más específico posible, usa imágenes poderosas. Ej. Abundancia, el mar. Concéntrate en esta imagen o sensación lo más que puedas durante el día y utiliza afirmaciones positivas para impregnarle buena vibra.

Para ayudarte a visualizar, te compartimos otro formato y algunos tips diarios que puedes utilizar para practicar la ley de la atracción.

Formato Guía

 

8. AGRADECE AL UNIVERSO POR AYUDARTE A MANIFESTAR TU PEDIDO. La gratitud es uno de los sentimientos más poderosos, no sólo ayuda a enviar energía positiva a las afirmaciones, sino también a reforzar la confianza (fe) en que obtendremos lo que deseamos.

Y yo agregaría un último punto, si bien el universo conspira a nuestro favor, también es cierto que nada pasa por arte de magia. Si quieres ganarte la lotería por ejemplo, más vale que comiences a comprar tu cachito. Si quieres ganarte una beca para estudiar en el extranjero, más vale que apliques. Me explico?, nada llega sin esfuerzo. Si realmente queremos conseguir algo, es necesario fluir, practicar, actuar, movernos, planear cuáles serán los pasos a seguir para lograrlo. Mientras más enfocado estés, más pronto y fácil llegará lo que estás buscando.

Por último y más importante de todo, cómo enuncio mi decreto.

Aquí algunos ejemplos:

  • Siempre tengo suficiente dinero para pagar mis cuentas antes de tiempo.
  • Mi sistema inmune es fuerte y saludable
  • Estoy dispuesto a aceptar el amor, me merezco el amor
  • Confío en el universo para crear los resultados perfectos.

Deseamos que todos esas metas, sueños, objetivos, propósitos que durante el invierno tuvieron tiempo de meditar, reflexionar, planear, se concreten con la energía expansiva de la primavera.

¿ESTAS LISTO PARA CAMBIAR TU VIDA?

Namaste